5,32 km · 1 h 30 min

Bailando al ritmo que marcan las mareas del Atlántico, el Adour dibuja los límites del norte de las tierras vascas. Su cauce, ancho y apacible, se desborda en tiempos de crecida para crear las conocidas como barthes, zonas inundables que quedan temporalmente cubiertas por las aguas. En este delicado ecosistema conviven no pocas especies de aves y peces. Cuando el río vuelve a su cauce, deja tras de sí una gran llanura aluvial cubierta de limos, muy apreciados por los agricultores, que consiguen en estas tierras cenagosas abundantes cosechas.

Provincia: Iparralde
Dificultad: Fácil
Modo: A pie
Temporada: Invierno
Duración: 1 h 30 min
Distancia: 5,32 km
  1. Puerto de Urt

    Km >

    Unos muelles empedrados y varios almacenes reconvertidos en viviendas nos dan la bienvenida al puerto fluvial de Urt, antiguamente uno de los más activos de la comarca. Varias barcas desvencijadas permanecen amarradas, último recuerdo vivo de una época no muy lejana. Aquí, veinte kilómetros río arriba desde su desembocadura en Baiona, las aguas del Adour son saladas y bailan con las mareas. Mirando al río, tomamos la pista de la izquierda, un antiguo camino de sirga que nos lleva por la orilla hasta un extraño cabrestante utilizado antaño para pescar. Pocos pasos más allá, llegamos a la altura de la isla de Sablot.

  2. Isla de Sablot

    Km 1,10 >

    Entre sus árboles anida una importante y ruidosa colonia de garcetas. Frente a ella, antes de llegar a una barrera que nos corta el paso, dejamos el Adour para desviarnos a la izquierda por un camino carretero que se adentra entre cultivos de maíz. Extremamos la precaución porque la ruta cruza aquí una carretera para seguir de frente junto a un vivero de árboles. Unos minutos más y llegamos a una casa rural. El asfalto acaba junto a ella y una barrera impide el paso a los vehículos a motor.

  3. Ardanabi

    Km 2,24 > Hemos llegado al Ardanabi, un hermoso curso fluvial de vegetación exuberante y abundante biodiversidad. Tomamos la pista de gravilla que sale a la izquierda y discurre junto al cauce. Aunque una pasarela nos invita a cruzar a la orilla opuesta, no lo hacemos; nuestra ruta discurre siempre por la izquierda. Tras unos minutos, pasamos junto a una laguna, que queda a nuestra izquierda. Tras ella, prestamos atención a los desvíos, porque después de cruzar un puentecito, encontramos un mojón que indica "Km 2". Frente a él sale un sendero que se aleja del río y se interna en el bosque. Es nuestro camino, por el que avanzaremos guiados por señales amarillas hasta una laguna.
  4. Balsa

    Km 3,47 > Patos, garcetas y fochas comparten las aguas cenagosas de la laguna con señuelos instalados por cazadores. Desde aquí, tras atravesar un bosque sombrío, las señales nos llevan hasta un campo de maíz característico de las barthes. Rudimentarios canales lo surcan para evacuar el agua tras la crecida. Más adelante, llegamos a una carreterilla vecinal que nos lleva de vuelta al punto de partida.
  5. Puerto de Urt

    Km 5,32 >

Búsqueda avanzada

Registro Mercantil de Gipuzkoa, Libro de Sociedades 1.786, Folio 141, Sección 8ª, Hoja SS-16552, Inscripción 1ª C.I.F.: B20677878
Domicilio social en Camino de Portuetxe, 2 San Sebastián 20018
Correo electrónico de contacto contactanos@diariovasco.com
Copyright © Digital Vasca S.L. , San Sebastián. , 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Diario Vasco (Sociedad Vascongada de Publicaciones, S.A.) , y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.