12,97 km · 3 h
Enclavado entre altas montañas, el bucólico valle de Ollo es un mágico viaje atrás en el tiempo en busca de oficios olvidados y rincones de naturaleza intacta. El impresionante manantial de Arteta es quizás el más conocido, pero no el único aliciente de un periplo por estas tierras. Viejas salinas abandonadas, un museo etnográfico con miles de piezas reunidas con esmero y aldeas donde el tiempo parece detenido, se esconden entre bosques y campos de labor. Una ruta a pie, que nos funde suavemente con el paisaje, nos lleva a descubrir este territorio único donde el tiempo discurre a ritmos apacibles.
Provincia: Navarra
Dificultad: Fácil
Modo: A pie
Temporada: Otoño
Duración: 3 h
Distancia: 12,97 km
  1. Arteta

    Km > Una encantadora ruta señalizada por el valle de Ollo forma un ocho, uniendo todos los pueblos de este valle donde el tiempo parece detenerse. Nosotros recorreremos sólo una de las dos partes del ocho. Quienes prefieran realizar el recorrido completo, pueden guiarse por los numerosos paneles informativos situados junto al camino. Comenzamos a caminar desde Arteta, donde tomamos la pista de tierra que se dirige hacia el nacedero. Antes de llegar a él, merece la pena tomar el desvío hacia las cercanas salinas.
  2. Salinas

    Km 1,28 > Desde tiempos antiguos, las aguas saladas de un arroyo han sido secadas al sol para obtener la preciada sal. Desgraciadamente, en el siglo XX, la competencia de la sal marina llevó al abandono de las salinas. Apenas se conservan varias eras de secado arruinadas, pero el murmullo del agua que salta entre ellas parece susurrarnos historias del pasado. Un sendero ataja desde aquí para reincorporarnos a la ruta original, que no tarda en llegar al manantial de Arteta. Tras visitarlo, continuamos por una senda colgada a media ladera hasta Ultzurrun, una pequeña aldea de agricultores. La ruta coincide después con la carretera, pero no tardamos en desviarnos de nuevo por un sendero que se adentra en el bosque.
  3. Cruce

    Km 6,94 > Al desembocar de nuevo en la carretera, la ruta larga la sigue hacia la derecha para llegar a Saldise, pero nosotros nos desviamos a la izquierda para bajar hasta el lecho del río, donde nos espera un recio puente medieval. En la otra orilla, encontramos Itzarbe, donde giramos a la izquierda en dirección a Ollo y Senosiain. Un paseo entre los campos de labor, a la izquierda, y el bosque, a la derecha, nos lleva hasta el primero de ellos en poco más de quince minutos.
  4. Ollo

    Km 11,54 >

    El pueblo que da nombre al valle pasa de los cincuenta habitantes pero dista mucho de llegar a los cien. Es un lugar tranquilo, de ritmos pausados y donde el sonido del silencio se percibe con facilidad. Senosiain queda cerca. En su iglesia gótica existe una bonita pila bautismal. Arteta está a la vista. No hay más que seguir por una pista de tierra entre campos para regresar al punto de partida.

  5. Arteta

    Km 12,97 >

Búsqueda avanzada

Registro Mercantil de Gipuzkoa, Libro de Sociedades 1.786, Folio 141, Sección 8ª, Hoja SS-16552, Inscripción 1ª C.I.F.: B20677878
Domicilio social en Camino de Portuetxe, 2 San Sebastián 20018
Correo electrónico de contacto contactanos@diariovasco.com
Copyright © Digital Vasca S.L. , San Sebastián. , 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio El Diario Vasco (Sociedad Vascongada de Publicaciones, S.A.) , y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.